Farmacias de Turno

Salud: Pensemos en la osteoporosis

Podríamos saber que llegaremos a la vejez, aunque nunca saber como estaremos. La osteoporosis es una de aquellas enfermedades que más discapacidad produce. Nuestros hábitos diarios contribuyen a que en el futuro la podamos padecer. Sería bueno saber cuáles de ellos podemos modificar

¿Vale la pena que lleguemos a viejos si vamos a estar enfermos? La expectativa de vida aumenta año tras año, y de la mano de ella vienen enfermedades relacionadas con la edad avanzada. Algunos de nosotros llegaremos a los 100 años con nuestras facultades mentales intactas, y otros sufriremos de Alzheimer. Algunos nos podremos movernos, y otros sufriremos de enfermedades como la artritis o la osteoporosis. En el caso puntual de la osteoporosis, debemos pensar que puede llevarnos a la discapacidad e incluso a la muerte.

La osteoporosis es una enfermedad en la cual los huesos se debilitan llegando al punto en el que se pueden romper fácilmente, principalmente a nivel de la cadera, la columna vertebral, y la muñeca. Es llamada una enfermedad silente ya que la pérdida del hueso ocurre sin que existan síntomas.
Las personas no saben que la padecen hasta que un pequeño golpe o una caída le causa una fractura de su cadera o el colapso de una vértebra. La vértebra colapsada se puede sentir inicialmente en forma de un dolor severo en la espalda, o una disminución de la talla, y la aparición de deformidades de la columna.

FACTORES DE RIESGO
El hueso es un tejido viviente, y como tal, reemplaza constantemente sus células. Cuando las personas entran en sus 40-50 años, se rompe más hueso del que se reemplaza. La estructura del hueso es similar a la de un panal de abejas. Cuando existe osteoporosis los espacios del panal se tornan más grandes, y sus paredes más finas. Para entonces es difícil fortalecerlo.
Ciertos factores de riesgo se relacionan con el desarrollo de la enfermedad. Hay algunos que se pueden modificar y otros que no:

Los que no se pueden modificar son:

- Sexo: las mujeres son más propensas a desarrollar la enfermedad debido a los cambios hormonales relacionados con la menopausia.
- Edad: a mayor edad, mayores las posibilidades de desarrollar la enfermedad.
- Historia familiar: las personas que poseen una historia familiar de osteoporosis se encuentran en mayor riesgo de padecerla.

Los que se pueden modificar:
- Hormonas sexuales: la ausencia de períodos menstruales (amenorrea), los bajos niveles de estrógenos (menopausia) y testosterona pueden llevar a la osteoporosis.
- Anorexia nerviosa
- Incorporación de calcio y vitamina D: una dieta deficiente aumenta las posibilidades
- Medicaciones: hay drogas que llevan a la pérdida de calcio
- Tabaquismo
- Consumo de alcohol: cuando es excesivo

PREVENCIÓN
Lamentablemente, pocas personas siguen los pasos necesarios para fortalecer y proteger sus huesos. Hay algunos factores que sí puede controlar:

• Ingiera una cantidad suficiente de calcio y vitamina D con su alimentación a cualquier edad. El calcio se encuentra en alimentos como la leche, los vegetales de hoja verde y la soja. Disfrute comiendo yogurt y queso para aumentar el calcio en su cuerpo. También puede tomar suplementos de calcio o comer alimentos enriquecidos especialmente con calcio. Su cuerpo necesita la vitamina D para absorber el calcio. Asegúrese de ingerir suficiente vitamina D con su alimentación o mediante suplementos y de exponerse al sol.

• Realice actividad física. Actividades sencillas como caminar y subir escaleras fortalecerán sus huesos. Realice al menos 30 minutos de actividad física al día

• Mantenga un peso saludable. Un peso inferior al normal aumenta el riesgo de fracturas y pérdida ósea.

• No fume. Si fuma, la masa ósea puede disminuir, aumentando el riesgo de fractura ósea.

• Limite el consumo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol reduce la masa ósea y aumenta el riesgo de fracturas.

CONSULTAS MÉDICAS
Hable con su médico acerca de la salud de los huesos. Juntos pueden evaluar los riesgos. Su médico puede recomendarle un examen médico denominado prueba de densidad mineral ósea. La prueba más conocida se denomina DXA (dual-energy x-ray absorptimetry). Es indolora y sirve para:

- Detectar si existe una densidad baja de hueso que pueda predisponer a una fractura
- Confirmar el diagnóstico de osteoporosis si se haya producido una fractura
- Predecir las posibilidades de tener una fractura
- Monitorear la pérdida progresiva de calcio

TRATAMIENTO
El tratamiento de esta enfermedad tiene tres pilares: nutrición, ejercicio, y fármacos. Las comidas que comemos contienen gran variedad de vitaminas, minerales y otros importantes nutrientes para mantenernos saludables. Son especialmente importantes la que contienen abundante calcio y vitamina D.

Las etiquetas de los alimentos, como la etiqueta de la leche descremada, le informan la cantidad de calcio y vitamina D que puede obtener por porción. Se puede administrar calcio extra en comprimidos o sobrecitos.

El ejercicio mejora la salud de los huesos e incrementa la fuerza muscular y la coordinación. No lo haga con mucho peso.

Los fármacos usados dependen del objetivo que se quiera lograr. El calcio y la vitamina D son suplementos dietarios que se dan en el caso que no se puedan incorporar suficientemente por boca. Otros como el alendronato, risendronato, e ifendronato sirven para tratar la enfermedad y disminuir su progreso. El teriparatide se usa en el tratamiento de pacientes en alto riesgo de sufrir fracturas. En las mujeres la terapia hormonal de reemplazo es usada como preventiva.


 
Ortopedia
Accesorios para ortopédicos.
 
Perfumería
Productos de perfumería.
 
Medicamentos
Todo tipo de medicamentos de calidad.
 
Variedad
Disponemos de una gran variedad de productos.
   
Vacunas
Información sobre vacunación.
  Laprida 3600 - Villa Martelli - Buenos Aires - Argentina
farmacia-roma@arnet.com.ar
Tel/Fax: (54-11) 4709-1531 y ( 54-11) 4709-1972
Estacionamiento propio sobre Estados Unidos
Farmacias de Turno Contacto Inicio Servicios Genéricos Ofertas Obras Sociales Actividades Antigua Farmacia Roma